FILETES DE LENGUADO EN SALSA DE ALMENDRAS

Publicado en 19 Abril 2007

Esta receta me la he inventado porque quería hacer algo diferente y digestivo y a la vez enriquecer el plato.

Me gusta el pescado cocinado de forma muy simple, pero que sea sabroso.
La verdad es que me salió riquísimo.

 

INGREDIENTES (para 4 personas)
4 filetes de lenguado, congelados
50 gramos de almendras enteras
50 gr. de almendras fileteadas
2 dientes de ajo
1 trozo de cebolla
125 g. de aceite de oliva virgen extra
eneldo
sal y pimienta

*opcional: nata para cocinar

.

Echar el aceite de oliva en una cacerola amplia y baja, se trocean la cebolla y el ajo y se sofrien junto con las almendras enteras, con un poco de sal, se sacan y se muelen en batidora, con 1 vaso de agua, hasta que resulte una salsa muy fina.

*Se puede incluir un chorrito de nata para hacer mas salsa y que slga mas cremosa*


En el mismo aceite se doran un poco las almendras fileteadas y se reservan.
Salpimentar (con muy poca sal) los filetes de lenguado.

Poner la salsa que hicimos y los filetes de lenguado en la cacerola, a fuego fuerte unos minutos y luego a moderado, sacudiendo la cecerola, tapada, para que no se peguen.

Dejar unos 10 minutos cociendo, aproximadamente.

Abrir la cacerola, sacudir para que ligue bien la salsa cuidando que no se rompan los filetes, matemiéndola a fuego suave.

Servir con las almendras fileteadas por encima y un poco de eneldo espolvoreado.

El crujiente de la almendra contrasta con la suavidad del lenguado y crea un bocado exquisito

 

Esta receta está incluida en el Libro Oficial del Programa de Canal Cocina:  "Cocinamos contigo", donde intervine contando esta receta en la Plaza de la Corredera, de Córdoba.

Gracias por haberla encontrado lo suficientemente buena como para incluirla en el libro.

Comentar este post

Chary Serrano 06/11/2010 17:18

Hola Sinuhe, la receta siempre triunfa y como dices, ya la he probado con nata, está buenísima, pero yo la hago tal y como la pongo aquí mas a menudo por tener menos calorías.

Al horno también la he puesto, pero con otro aliño que tengo las fotos pendientes de poner con la receta, pero ando fatal de tiempo

Sinuhe 06/07/2010 14:08

He cocinado tu receta unas cuantas veces ya y siempre triunfa. La verdad es que es manjar de dioses. Te propongo una pequeña variante, para que la pruebas la próxima vez que la cocines. En lugar de usar agua al batir las almendras junto con la cebolla y el ajo, añadir nata espesa de cocina y un chorrito de vino blanco u oporto para paladares más exigentes y, en segundo paso, en lugar de cocinar el lenguado al fuego, hacerlo en el horno junto con la salsa. Unos diez minutos a 200º suele ser suficiente. Mmmmm....

Ya me contarás.
Un abrazo

malali 12/16/2009 20:57

Chary que pinta tienee. Pronto se la haré a mi hija que es mu negaaaa pa el pesacadito gracias por compartir cosas tan ricass con nosotr@s besotes malali

Emma 09/17/2009 14:21

Pues mira, el lenguado es el pescado que más se come en casa y una ya se queda sin ideas..., así que te agradezco mucho esta receta Chary ;)
Un besito!

Mari Carmen S. 09/16/2009 11:06

Hola Chary, hoy vas a La Corredera a que te graben explicando esta receta, así que te deseo suerte y que la escojan para emitirla, porque te lo mereces.

Chary Serrano 09/16/2009 10:55

Gracias a los tres.
Esta receta desde que la puse en el foro ha tenido mucho éxito.
En casa la comen todos, y eso que son de poco pescado, sobre todo mi hija pequeña que así se lo come, le encanta y me la pide con frecuencia

Európides 09/15/2009 17:12

Que buena pinta tiene... debe de estar riquísimo y más cmo dices con el contraste suave y el crujiente de las almendras.

Lo probaré :)

Te he leído en el foro y la curiosidad me ha traído justo hasta aquí. Exquisito plato!

Besos

Yoli 04/22/2007 22:49

¡¡Otra vez que te sales!! La imaginación te ha dado muy buen resultado inventandote esta receta que solo con ver su foto, ya alimenta.

Pelirroja 04/20/2007 20:44

Chary, me gusta mucho tu blog. Sabes que soy incondicinal de todas tus recetas y que a ésta le tengo mucha afición, pues en casa no se comia lenguado hasta que la puse.