COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR

Publicado en 19 Diciembre 2014

Estamos en temporada de membrillos y como tengo muchos, he hecho diferentes preparaciones.
Esta es una compota, plato tradicional y rico, apropiado tanto de postre como de merienda.
Es también apta para estómagos delicados.

El membrillo tiene un alto contenido en fibra y un índice glucémico de 35, por lo que es apto para diabéticos.

Se puede hacer esta compota con **edulcorantes naturales, como la Stevia en polvo, viendo en las instrucciones del envase la equivalencia entre el preparado y azúcar blanca.
Le he añadido ramas de Estevia fresca, recién cortada, pues tengo una maceta y así le pongo menos azúcar, pero **no es necesario ponérsela si no la tenéis.

COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR

Para aprovecharlos, he hecho bastante cantidad y la mayor parte los he embotellado al vacío.

Ingredientes:
2 kg. de membrillos
400 g. de azúcar** o edulcorantes equivalentes
2 limones
1 rama de canela
4 clavos de olor
Varias ramas de Estevia**

Agua suficiente para que los cubra.

Lavamos los membrillos, los troceamos y los vamos poniendo en un recipiente grande que tendremos preparado con agua y zumo de un limón para que no se oxiden.

Preparamos una olla con azúcar, canela, el zumo del otro limón, clavos y la Estevia. Ponemos agua, a ojo.

Cuando tengamos troceados los membrillos los escurrimos, los echamos a la olla y entonces veremos si falta agua para cubrirlos.

COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR

Los cocemos primero a máxima potencia y cuando hierven, bajamos el fuego y los espumamos, tapamos y seguimos cocción hasta que el membrillo esté tierno, pero no demasiado, sobre todo los que vayamos a embotellar,

El tiempo puede variar, yo pondría unas 20 min.aproximadamente. Y a partir de ahí, vigilar el punto.

Con una cuchara de madera o espátula removemos para evitar que se peguen, cuidando que no se rompan los trozos.

Cuando estén tiernos, retiramos del fuego y dejamos enfriar antes de servir. 

Es conveniete colar parte del caldo, sobre todo quitarle las ramas de estevia.

A nosotros nos gustan caldosos, si los queréis tipo almíbar, se dejan cocer a fuego algo mas fuerte, en olla destapada.

COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR

Para conservarlos, preparamos botes de cristal con tapa, los esterilizamos, dejamos boca abajo para que se sequen y repasamos con un paño limpio las tapas, insistiendo en los bordes, que estén muy limpios y sin ningún rastro.

Llenamos los tarros con trozos de membrillo y los rellenamos del caldo de cocción.

Los tapamos herméticamente y los ponemos al baño María en una olla que los cubra de agua.

Cuando empiece a hervir contamos 20 minutos, los apartamos y dejamos que se enfríen para sacarlos, secarlos y guardarlos en un sito fresco y oscuro.

Se conservan durante meses.

COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR COMPOTA DE MEMBRILLO, TAMBIÉN PARA CONSERVAR

Escrito por Chary Serrano

Etiquetado en #CONSERVAS CASERAS, #FRUTAS

Comentar este post

Sabina 12/30/2014 05:36

Me gusta mucho el dulce de mebrillo, para comerlo con queso de burgos, mmmmmm... me gusta la receta.

Chary Serrano 12/31/2014 03:53

A mi también Sabina.
Tengo que hacerlo porque todavia me quedan membrillos y me han dado dos recetas diferentes al clásico, a ver por cual me decido

El bocado de la huerta 12/29/2014 16:13

Que buena la compota de membrillo.
Un saludito

Chary Serrano 12/31/2014 03:51

Sobre todo que es un poste sano y muy ligero.