CONEJO EMBORRRAO EN CALDILLO

Publicado en 2 Mayo 2007

Este es un plato típico de la gastronomía del pueblo de mi marido, Hinojosa del Duque, en Córdoba, que yo he ido adaptando a nuestro gusto.

El nombre es "Conejo Emborrao" o "Conejo en Caldillo", pero he juntado los dos porque creo que se ajusta más al resultado.

INGREDIENTES
Conejo*
1 cebolla
1 hoja de laurel
1 cabeza de ajos, grande
1 vaso grande de harina
4 huevos
aceite de oliva (en cantidad suficiente para freír)
vinagre
pimienta en grano
comino en grano
hebritas de azafrán
sal
2 l. de agua

*Yo utilizo todo el tronco del conejo. El resto lo reservo para un arroz

 

Comenzamos limpiando el conejo, lo troceamos y lo ponemos a hervir con la cebolla partida en trozos grandes, la cabeza de ajos (de la que habremos reservado 2 dientes de ajo), laurel, algunas bolas de pimienta y sal. Lo cubrimos con el agua y lo tapamos hasta que esté tierno ( o lo ponemos a presión)

No debe quedar demasiado tierno, sino lo suficiente para poder comerlo de forma agradable, porque luego al freirse sigue enterneciendo.

Cuando esté frio, lo sacamos y le quitamos todos los huesos, pero rompiendo lo menos posible la carne, que debe quedar a trozos medianitos. Reservamos el caldo.

Majamos muy bien 1 ajo con sal y preparamos una masa para fritura con la harina, los huevos y el majado, mezclando bien todos los ingredientes.

La dejamos reposar y agregamos a la masa los trozos del conejo
Ponemos a calentar el aceite y vamos echando porciones con una cuchara, para que queden como buñuelos

El caldo reservado lo colamos a una sopera o bol grande y hacemos otro majado: 1 ajo, 2 granos de pimienta, 1/2 cucharadita de moka de comino, el azafrán, y una poquita de sal gorda (para rectificar), que quede una pastas fina. Echamos algo de caldo al mortero, lo removemos bien y lo pasamos con un colador al caldo. También le ponemos un chorrito de vinagre.
Removemos el caldo, y echamos los buñuelos en él.

Ya está terminado el plato, pero debemos dejar que la masa se empape bien al menos dos horas, removiéndolo con delicadeza para que no se rompa y se empape igual por todos lados, por lo que se debe hacer con tiempo.
Antes de servir se debe probar para ver como está de sal y vinagre, pues coge parte del aceite de la fritura. Si estuviera algo fuerte, se agrega una poquita de agua.
La cantidad de agua es aproximada; eso depende si gusta con más o menos caldo, pues al mojarse el buñuelo chupa mucho líquido.

Se sirve frío, o a temperatura ambiente, aunque también caliente está bueno. En verano es un plato muy agradecido si lo metemos un rato en el frigorífico.

Escrito por Chary Serrano

Etiquetado en #PLATOS DE CUCHARA, #COCINA CORDOBESA, #carnes: CONEJO-LIEBRE

Repost 0
Comentar este post

lucy 10/23/2008 20:47

muy sabroso apenas voy hacer este ya hice el otro y queo rico espero siga poniendo mas recetas me gusta su espacio

Maria Lopez 05/03/2007 09:44

ESTOS PLATOS DE COCINA ANTIGUA ESTÁN MUY BIEN Y SE DEBERIAN DE POTENCIAR MUCHO MÁS.
YO SOY DE PUEBLO Y ME GUSTAN LAS TRADICIONES